Intercambio gratis de Enlaces Lírica Huilense

domingo, 19 de abril de 2015

NUMEN DIDACTICO. Enseñando con Poesía. Tulia Chávarro de Betancourt.

sábado, 18 de abril de 2015

TULIA. Pasillo. Gerardo Betancourt. Guillermo Betancourt, violín, John Jaime Villegas, tiple.





TULIA CHAVARRO DE BETANCOURT

“Tocada suavemente por las musas -17 de febrero de 1919, 1 de mayo de 1985- y habiéndose bañado en las castálidas fuentes, hizo de de la enseñanza  su magisterio y de la crianza de sus hijos su magisterio más íntimo y cálido. Su vena versificadora, ya chispeante y festiva, ya didáctica y amena, otras veces amatoria, la dejaba caer sutilmente en el marco hogareño, sin presunción de poeta, encontrando pretexto de las situaciones familiares más grotescas para versificar de chunga y con regocijo, levantando más de una vez alguna ampolla en la tribu, o dedicando su inspiración a menesteres más elevados y de mayor formalidad. Así mismo, como música, convirtió su casa en un taller de música en el que se fraguaban las canciones que componía, las que se depositaban en el coro familiar o en solos que luego amenizaban la navidad en casa o en la radio -¡la entrañable navidad de entonces!- y en eventos religiosos o sociales. Algunos de sus laureles, creemos, merecen la permanencia y trascendencia por su calidad y utilidad didáctica y por su depurada inspiración poética.”
Estas líneas se escribieron como apertura para  una pequeña publicación, que consigne su poesía didáctica y algunas de sus músicas más afines a la enseñanza. El proyecto se titula Numen Didáctico. Enseñando Con Poesía.
Luego de terminar sus estudios en la Escuela Normal de Gigante fue enviada a Timaná a cumplir la exigencia del año rural; allá conoció a Leonidas Betancourt Perdomo con quien casó en la idílica capilla de Tobo; en esa atmosfera perfumada por las aguerridas leyendas que cimentaron la nacionalidad, Leonidas y Tulia comenzaron la dura brega por la vida, con una felicidad  jalonada por fecunda descendencia que no daba cuartel en los afanes de cada día. En total fueron once.
Por razones particulares su actividad en el Magisterio la llevó a Rivera, Aipe, Palermo y finalmente establecida en Neiva fue durante muchos años Directora o seccional de la escuela de Calixto Leiva.
Su devoción magisterial es la cendra en la que María Tulia va dejando caer sus lauros, según las necesidades didácticas, sin ella apenas proponérselo; así van naciendo El descubrimiento de América, Veinte de Julio y La Fundación de Neiva, poemas didácticos hechos en su afán por perfeccionar el aprendizaje. Por supuesto la música es factor esencial en la clase de María Tulia; ya fuese cantando, acompañándose con el tiple o la bandola sus alumnos recibían el hermoso regalo de la música,  del canto que suaviza y afina el temperamento, rocío que riega esta tierra abonada con  el poder de la espiritualidad que emana del cantar y de las imágenes bellas. ¡Cuánta falta hace esto, hoy más que nunca, en la educación colombiana!


domingo, 26 de diciembre de 2010

HIMNO A NEIVA. Alfonso Arboleda Méndez. Poesía

HIMNO A NEIVA

Hoy a Neiva cantad corazones
Y encendidos vibrad en su honor
Que ha guardado con fe tradiciones
Y de Dios y la patria el fervor.

Es tu reino la inmensa llanura
Do te yergues con noble altivez;
Mil cantares el río te murmura
Cuando pasa besando tus pies.

Tierra buena y gentil quien me diera
Elevar hasta ti mi canción
Con el estro feliz de Rivera,
Tierra buena, gentil promisión.

En tu suelo la sangre palpita
De tus hijos egregia ciudad,
Que nos dieron herencia bendita
Con su vida feliz libertad

Tierra de héroes el Vargas ofrece
A tu gloria invicto pendón
Y Leguízamo, mártir, acrece,
Con su muerte tu noble blasón.

Salve Neiva, un cielo brillante
Hoy te abre de luz y zafir
Solo escúchase un grito: adelante,
A tus nobles destinos cumplir.

Alfonso Arboleda Méndez S.S.

HIMNO A NEIVA. Notación

https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B8X6Rai0dTO8MWY5MWQzMjQtZmNjNi00NDNmLTlhYjQtZTY3YjBlYjI4NzNj&hl=en&authkey=CMz81c4K

sábado, 25 de diciembre de 2010

ALFONSO ARBOLEDA MENDEZ S.S.





El 15 de octubre de 1977 se leyó en la Inspectoría Salesiana “San Luis Beltrán”  de Medellín un panegírico en memoria del P. Alfonso Arboleda Méndez, del cual extractamos lo siguiente:
“El 1º. de septiembre del corriente año nuestra Inspectoría de San Luis Beltrán de Medellín (Colombia) se vistió de luto. El Padre Alfonso Arboleda Méndez dejaba su puesto en el surco del trabajo, obediente al Padre Celestial que lo llamaba para el pago ofrecido a quienes compartieron con D. Bosco el pan y el trabajo.
Presentar a un hermano ante la Familia Salesiana en demanda de oraciones y sufragios no es tarea difícil, como tampoco lo es esbozar su biografía. Lo arduo es pergeñar siquiera su personalidad, adentrarse en la mina interior de sus valores, de su espiritualidad, máxime cuando se quiere suscitar, no tanto la admiración, cuanto la imitación.
El P. Alfonso nació el 8 de agosto de 1918 en Pitalito, hermosa población del Departamento del Huila, tierra de hombres recios, acostumbrados desde la niñez al duro trabajo de la tierra y a la lidia del ganado que los hace impávidos ante el peligro y, casi estoicos, frente al dolor, sin mengua de exquisita sensibilidad.
(…) Da la estatura moral de sus progenitores, Simón Arboleda y Raquel Méndez, la calidad de hijos que formaron para la sociedad y para Dios. Tres de ellos siguieron al señor en la vida consagrada: un salesiano, el P. Alfonso, una Hija de María Auxiliadora y una sierva de Cristo Sacerdote.
Su padre ocupó curul de senador de la República en varios períodos y honró el parlamento con la integridad de su vida y con la altura y justedad de sus conceptos”.
Hasta aquí lo leído en aquella luctuosa fecha.
Los padres Andrés Rosa y Alfonso Arboleda Méndez, ambos de la comunidad salesiana, también compartían sensibilidad musical y poética y cuando por allá en los años 50s la Alcaldía de Neiva convocó la composición del Himno a Neiva, ellos se asociaron y al conjuro de su inspiración dieron vida a nuestro muy bello Himno a Neiva, que años más tarde se oficializó.  
Para completar la biografía del P. Alfonso Arboleda habría que agregar que fue hermano de Rafael Arboleda Méndez, respetable abogado huilense, una de cuyas hijas, María Ruth, es ferviente y desvelada animadora de todo lo que atañe al terreno de la cultura en Neiva.
    

ANDRES ROSA S.S.



El padre Andrés Rosa nació en Avigliano, en la provincia de Potenza, al sur de Italia, que con Matera
conforman la histórica región de la Basilicata, el 16 de octubre de 1918, en el hogar formado por Tomás Rosa, modesto comerciante en artículos de cuero, y María Luisa Summa, modista y costurera. Aprendió de su padre las primeras lecciones de música.
Muy joven llegó a Colombia, en 1929, en donde se integró en la comunidad salesiana, y se ordenó
sacerdote en 1939, en Mosquera, Cundinamarca. Se especializó en Teología y en Filosofía, obteniendo su título en Medellín. Paralelamente estudiaba música en el Conservatorio Nacional, entre cuyos profesores tuvo a Jesús Bermúdez Silva, sobresaliente músico colombiano. Estos estudios le brindaron al padre Rosa una sólida formación musical que le permitió abordar las grandes formas, y le allanaron el camino de la composición y la nobleza de la inspiración que da la disciplina clásica. Su instrumento predilecto lo fue la flauta, en cuya ejecución descollaba, pero no le eran ajenos otros instrumentos de los que se servía bién, entre ellos el piano y la tuba. El 3 de febrero de 1959 la comunidad lo destacó en el Colegio Salesiano San Medardo de Neiva, y en 1960 fue nombrado director de la Escuela Departamental de Música, entidad que se fundó en 1950 como Conservatorio Departamental de Música. De ahí en adelante la capital del Huila fue su patria chica hasta su muerte, ocurrida el 10 de noviembre de 2003, y se beneficiaria de su potencial artístico, y en general, de su carismática personalidad.
En Neiva instituyó los Viernes Culturales, eventos musicales, de los cuales se realizaron más de 2.000, entre 1960 y 1973, año en que el padre Rosa se retiró del Conservatorio. Fundó los Coros de la Escuela Dptal. de Música que animaron la vida musical neivana de la época, y sus logros se consagraron en dos discos LP de la disquera Codiscos, de Medellín. Su presencia y su dinamismo sacaron la enseñanza de la música de la modorra y aislamiento como se desenvolvían entonces, y las actividades del plantel de enseñanza musical se tornaron proverbiales en el sentir del pueblo neivano. Compuso gran cantidad de música, de excelente factura, en las formas clásicas, y no rehuyó las formas populares colombianas, los villancicos, algunos de los cuales son clásicos del género, que también plasmó en varios discos. No hay que olvidar, entre sus haberes, un extenso Tratado De Filosofía, que por aquella época la comunidad salesiana adoptara como libro de enseñanza y que da fe de su gran poder intelectual.

miércoles, 9 de junio de 2010

JORGE VILLAMIL. Nota biográfica.

Nació en la Hacienda EL CEDRAL, en el municipio de Neiva, el día 6 de Junio de 1929. Hijo de JORGE VILLAMIL ORTEGA y LEONOR CORDOVEZ PIZARRO. Hizo sus estudios primarios en los colegios de la Presentación en Neiva y Antonio José de Sucre en Garzón; secundarios en el Colegio Antonio Nariño de Bogotá y Universitarios en la Universidad Javeriana de Bogotá, donde se graduó como Médico Cirujano en 1958. Desde muy niño mostró su inclinación por la música, es así como lo vemos interpretando el tiple desde los 4 años. Su primera composición en ritmo Sanjuanero, titulado "La Zanquirrucia" en 1950 y posteriormente compuso "Adios al Huila " y "EL Retorno de José Dolores", en ritmo de Bambuco, las cuales fueron escuchadas por el Dueto Los Tolimenses en la ciudad de Neiva y grabadas en el sello Zeida en la ciudad de Medellín.El Maestro JORGE VILLAMIL ha recibido las siguientes distinciones por su brillante carrera artística: Ordenes del Taitapuro en Oro y Plata, Tambor de Oro del Huila, las Medallas de Ospina y Medinilla y la Gaitana, Orden Del Pacandé, de la Guabina y del Tiple, El Bunde, de Alcantúz, Cruz de Oro del Valle del Cauca, Cacique de Upar del Cesar, Centauro de Oro del Meta, Orden Musical del Tolima, Orden de los Arrieros de Antioquia, Orden Galán de Santander, Orden del Café del Quindio, La Orquidea de Plata, La Estrella de Oro de Philips, Cinco Discos de Oro, Un Disco de Platino en México, La Palma de Oro en Hollywood, Compositor de las Américas y el Mundo Latino 1979 por la APE de New York, la Cruz de Boyacá,Condecoración de los Gobiernos de Chile, México, Puerto Rico, Huésped distinguido de la Unión Soviética, Placa de Valores Humanos de América en New York, Homenaje de las Naciones Unidas 1985, Gallo de Oro del Brasil, Cruz de Comendador del Congreso de la República, Orden al Mérito de la Presidencia de la República, El Corecuaje de Oro del Caquetá, Orden Joaquín García Borrero del Huila, Orden de la Democracia de la Cámara de Representantes, Orden de Martín Pomala de la Asamblea Departamental del Tolima.

Tras largo padecimiento de salud falleció en Bogotá el 28 de febrero de 2010.